domingo, 22 de junio de 2014

Día 35: A.M.O.R.

      ¿Está cansado de la hipocresía? Nosotros también. ¿Está cansado de engañar a sus instintos? Nosotros también. ¿Está cansado de ser víctima de un sufrimiento que usted no inventó? Nosotros también. Por todo esto y mucho más le decimos: Pare de sufrir... usted no es el miembro débil de la cadena alimenticia.

      Desde A.M.O.R., Agrupación de Manifestantes de Operaciones Represivas, llevamos 17 años de incansable trabajo combatiendo el flagelo de la culpa generada por el empleo de la violencia. Nosotros, y gran parte del aparato científico y sociológico que nos apoya, creemos firmemente que un mejor ser humano es un ser humano violento, porque desde el parto nacemos para batallar, porque día a día recibimos golpes del destino, porque la vida nos golpea, porque la naturaleza quiere destruirnos, ¿Por qué no habríamos de devolverle el golpe a estos malditos bastardos?
      Desde A.M.O.R. promovemos la erradicación masiva de la paz y de todos sus símbolos, por ser considerada un bien sobrestimado. Lo hemos demostrado gracias a nuestro programa "Libertad a las palomas", el cual lleva ya cinco años de exitosa aplicación. En cinco años hemos: Degollado a 5417 palomas, Comido a 10983 palomas, electrificado a 1784 palomas, y las sumas de asesinato por mano propia continúan.
      ¿Por qué tendríamos que avergonzarnos de nuestros instintos? El sexo, sin ir más lejos, es un acto de represión del macho hacia la hembra, y viceversa. Usted va a un jardín de infantes y los niños lo entienden mejor que los adultos.
      Porque a nosotros, desde nuestra O.N.G. (aún no aceptada por nuestros métodos "radicales"), nos interesa el futuro de nuestros chicos, por eso debemos dejarles a disposición todas las herramientas para que sean felices en su desenfado: cuchillos, pistolas, rifles, bates. Un arma, un chico, ese es nuestro lema. Así hemos de asegurar el preciado bien de la libertad. 
      Nuestra mesa de respetados especialistas ya lo advirtieron: los tabúes son un golpe a la evolución humana. ¿Usted no quiere ser una rueda defectuosa en nuestro indudable camino hacía un mejor puerto, no? Entonces, córrase del camino, o agarre un arma, dele una paliza a su vecino, dele una patada a su suegra, castigue con severidad a los que les molestan. Está demostrado científicamente que una hora de violencia sin control es más efectiva que mil gramos de ansiolítico. Entonces, ¿Qué espera? Únase a nuestra causa, arremeta contra las convenciones, alquile El club de la pelea y véala diez veces seguidas. En A.M.O.R. lo esperamos con los puños cerrados.

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...