jueves, 26 de junio de 2014

Día 39: El arte de la Cama Sutra

       Arriba, abajo, al costado, despacito, duro, en la mesa, en el placard, con disfraz de Voldemort, bajos instintos, altos instintos, el perrito, el misionero, George de la Jungla, Batman, Sam y Frodo, dueto, trío, orgía, lluvia dorada, zoofilia, petting, besos ardientes, fellatio y un largo etcétera. En el sexo, todo vale. Bueno, corregimos, todo valía, hasta ahora. 
      Vivimos una era de eternas luchas psicológicas. El ser está fraccionado y del mismo modo su sexualidad. A veces lo desea, a veces no, el instinto urge o la nada llama. Entre el quiero y el no quiero, entre el vamos y el me duele la cabeza, entre el no me siento preparado y el quiero mirar el partido. Existen tantas alternativas, y tantos condicionantes que por momentos tendríamos que envidiar a los perros, por la facilidad y sencillez de sus propósitos sexuales.
      Desde esta perspectiva, aventuramos el desarrollo de un nuevo modo de sexualidad, nuevas maneras de entrelazar cuerpos. Como muestra bastan varios, varios botones. Exploremos las alternativas:

      1) El nuevo grito de la moda en Japón: El sexo sin tocarse. ¿Todo un desafío, no? Casi un juego. La idea, básicamente, es tratar de estimular las zonas erógenas de tu compañero de turno a través de las miradas, y el resto dejar que la mente trabaje. Los fundamentalistas de este movimiento predicen que dentro de quince años, al menos el 35 % de las relaciones sexuales van a ser realizadas sin rozar un solo cuerpo. A su vez nos explican que el método más efectivo para realizar el sexo de miradas es cuando las personas que lo realizan están atadas, puesto que de este modo se evita posibles tentaciones. El promedio de un encuentro sexual sin tocarse es variado, puede durar desde el minuto y medio hasta los dos días, lo cual convierte a este nuevo fenómeno en un serio contrincante del sexo tántrico. Los detractores de este tipo de relaciones sexuales han aseverado que el sexo sin tocarse, directamente no es sexo, además de las complicaciones que trae a los que lo practican: cataratas, estrabismo, ceguera temporal y permanente.

      2) Inspirado en lo ocurrido en Japón, en Rusia tampoco quieren quedarse atrás de la vanguardia sexual. El grado de complejidad es aún mayor que el sexo sin tocarse, ya que no solo exige el no contacto de los cuerpos, si no que involucra la transmisión telepática de orgasmos. El practicante debe estar muy relajado para acceder a este tipo de experiencia. No cualquiera lo logra en los primeros encuentros, razón por la cual este tipo de relación sexual se ha ganado el apodo de sexo hermético, por su carácter iniciático. 
      El sexo hermético se practica en pequeñas sectas, alejadas de las ciudades. Por lo general se suele realizar en pequeños círculos, como si fuese una especie de teléfono descompuesto sexual. En esta ronda, el objetivo es pasar el orgasmo de una persona a la otra y, en caso de ser realizada de manera adecuada la práctica, la sinergia de la práctica redunda en un orgasmo grupal muy potente.

      3) En tercer lugar, pero no menos importante, tenemos a los mal llamados "orgasmos con delay". Existe un mercado creciente en este tipo de prácticas, aunque todavía hay poca información al respecto. Demasiadas confusiones. Un sexólogo prestigioso nos explicó cómo es posible generar el retraso en el orgasmo, un delay en el placer. Pero el asunto no termina ahí. La clave estaría en tener un pequeño orgasmo, o más precisamente, una fracción de orgasmo, digamos 1/3 de orgasmo, y retener el resto para un momento posterior. La experiencia asegura que este tipo de orgasmos es 57 % más efectivo que los orgasmos tradicionales aunque, como el resto de las prácticas, requiere de un entrenamiento previo, principalmente en el área genital, en donde se tiene que generar una pequeña hipertrofia del área para ser capaz de retener mejor el espasmo característico del clímax sexual.

      Sexo sin tocarse, sexo telepático y orgasmos con delay. La mesa está servida. Para paladares exquisitos, y para los más neófitos del placer. Los invitamos a todos a probar, sin pudores, sin tapujos, estas nuevas experiencias. Es hora de abrir el tercer ojo del goce. 

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...