jueves, 17 de julio de 2014

Día 60: Cubrir las bases

      El recuerdo del mundo, evocado, a través de lo vivido, de lo escrito. Para ello las palabras son enigmas por descifrar. La mente del escritor revive el instante supremo de la creación, a cada momento. Esta historia habla de uno de ellos.

      Este hombre al que nos referiremos es un autor de los más prolíficos. Con sus novelas, cuentos, poesías, ensayos, graffitis ha desandado cada uno de los misterios del alma humana. Ha escrito sobre elefantes, también sobre plagas egipcias y babilónicas. Por supuesto no se puede olvidar sus ciclos históricos, sus mitos griegos y romanos, sus sátiras, sus poesías al viento, sus tratados metafísicos. Este autor ha escrito además un cuento sobre las baldosas, tanto las que mojan como las que no, un cuento sobre cada especie de árbol existente en la Tierra. También incursionó en la ciencia ficción y en la novela experimental y erótica, sin contar, claro, sus performances acerca de los ritos sexuales de las golondrinas.
      Uno de sus mayores logros es la saga de las ardillas mutantes, un boom editorial de la década de los ochenta. En total este autor, que prefiere no revelar su nombre real, ha publicado al día de la fecha 4598 novelas, 45869 cuentos, 347590 poesías, 1289 ensayos y otros tantos textos inclasificables e inéditos bajo un número aproximado de 87456 seudónimos. 
      Este autor nos cuenta que no gusta de permanecer en la misma editorial puesto que odia la monotonía del trato de los mismos. Así como ha elegido variar su estilo de escritura de seudónimo a seudónimo para mantener el anonimato. Esta excelsa carrera en el mundo de las letras la ha construido en escasos quince años. 
      Es curioso, pero en la actualidad no circulan obras nuevas de su autoría. Las hipótesis son varias, desde la suerte hasta la locura. Algunos aseguran que nunca existió, que su persona fue un invento de las editoriales, una especie de juego para atraer lectores, una clase de leyenda urbana.
      Sin embargo, hace un par de días han comenzado a circular unos manuscritos por internet, en el cuál el autor decide salir del anonimato y nos explica los motivos de su inactividad. 
      No menciona nada acerca de bloqueos de escritor o problemas personales. De hecho, relata el autor, su problema ha sido de orden pragmático. Se ha encontrado a sí mismo en un mundo explorado en su totalidad. La Tierra le quedó chica, sin recovecos. En el momento en que decidió dejar de escribir asumió que ya todo estaba dicho, y que no existe rincón en la Tierra que él no haya escrito. Cada paso de su existencia evoca un texto de su producción.
      Ante tal manifiesto, la red estalló. Miles de navegantes trataron de encontrar al autor misterioso. Muchos tomaron estas palabras como un desafío a la inventiva. Algo nuevo había que mostrarle a este hombre, decía la gente. 
      Sin embargo los intentos fueron infructuosos. El autor recibió cada mensaje con amabilidad, y con una respuesta similar: "eso que usted menciona se halla en tal y tal libro mío..." y así sucesivamente.
      Hace unas horas, un joven, gracias a sus labores de ingeniería social, descubrió donde vive el autor. Se presentó a su casa, con un cuchillo en la mano. Le dijo que hay algo que nunca escribió y que nunca podrá escribir, y eso es acerca del misterio de la muerte.
      El autor percibió el peligro. Un loco fanático estaba a punto de matarlo. Le explicó, con la mayor gentileza posible, que si buscaba un libro llamado "Vicios del thanatos", iba a encontrar un gran compendio de información acerca de la muerte y sus misterios, y por cierto, dicho libro es de su autoría.
      El joven sonrió, y le dijo estás palabras que nunca en mi vida de autor voy a olvidar: "No señor Mainero, no me refiero a los misterio de la muerte, esas cosas abundan. Le hablo acerca del misterio de mi muerte" Segundos después, el joven se suicidó y desapareció. Todavía no puedo explicarlo.

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...