miércoles, 30 de julio de 2014

Día 73: Calores de señora

      Hace dos años que Ricardo había pasado a mejor vida. ¿Quién dijo que la vida se termina a los 65 años? Pobre Ricardito, ni siquiera llegó a cumplir tantos años. Las preguntas de la vida retumbando contra su cabeza. Una y otra vez. La telenovela, las revistas, los comentarios de Eunicia. Los componentes del colapso. 
      La vida de Susana en crisis. Y las atravesó a todas, la primera, la segunda, y ahora la tercera edad. Por lo general, luego de la jubilación, los médicos suelen aconsejar a sus pacientes que cubran su nuevo tiempo libre con actividades que le hagan sentir bien, ya sea pasar más tiempo con la familia, o dedicarse a viajar por el mundo. Así fue el consejo del médico de cabecera de Susana. Le dijo que se tome un tiempo para pensar. Sabía que ella y Ricardo eran muy apegados. Necesitaba salir y disfrutar la vida.
      Disfrutar la vida. Esas palabras hacían eco entre las piernas de Susana. Lo miró a los ojos. No estaba tan mal. Era bastante guapo. Su médico no superaría los 60 años, pero aún así, sus músculos todavía mantenían un cierto vigor. Las miradas. Las sugestiones. Susana caminó alrededor del escritorio y lamió la oreja del médico.
      En un arrebato de pasión, el médico arrojó a Susana contra el escritorio, mientras se sacaba la ropa. Susana gemía, rozaba su cuerpo con cada yema de sus dedos. El doctor no necesitó hacer mucho trabajo, la zona estaba más lubricada de lo esperado. Los gemidos se tornaron gritos, el cuerpo de Susana se contoneaba sobre el escritorio. Las recetas caían al piso, el teléfono se descolgó. 
      Susana se paró y descendió con suavidad hasta la entrepierna del médico. Fueron cinco minutos de gloria. El ritmo de la succión no se detenía. Susana exploraba cada parte de su cuerpo, como si fuese la última vez. El médico se mordió los labios, apenas pudo detener el grito, seguido de la convulsión del orgasmo. 
      Susana se vistió y se mojó la cara. Estaba toda colorada. Luego de acomodarse el pelo le dio un beso al médico y le dijo que iba a tomarle el consejo. 

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...