martes, 2 de diciembre de 2014

Día 198: La décima extinción

      Conforme lo establecido en el programa de conciertos "Revelaciones del Tongo", el grupo de niños cantores de Uppsala elevarán sus voces al unísono para generar una onda sonora de magnánimas proporciones. Así lograrán destruir la capa de ozono y con mucha suerte, toda o gran parte de la humanidad habrá pasado a mejor vida.
      Se les recuerda a toda persona que desee evacuar la Tierra que aún se encuentran disponibles pasajes de la última cápsula a módicos precios. Si llama en las próximas 24 horas, le regalaremos una remera especial del concierto, con el siguiente estampado: " Yo sobreviví a la décima extinción"
      Un gran nerviosismo acojona a los promotores de este evento. Nos cuentan que es su primera vez, que nunca antes habían tratado de extinguir la vida en la Tierra. El director del coro se ríe y nos cuenta que es una inmensa alegría. Practicamos mucho para lograrlo y llegar adonde estamos. No nos gusta considerarnos terroristas de poca monta. Somos profesionales, con mucho prontuario encima. Unos delincuentes más que simpáticos.
      Prosigue el director su relato: "en Uppsala tenemos prohibida la entrada. Somos felices. El mundo está a punto de desaparecer. Vamos a escribir nuestros nombres en el libro negro de la historia. Junto a tipos como Genghis Khan, Hitler, Coelho. Es un gran honor."
      No se olviden de sintonizar en sus neurotelevisiones el nuevo documental "Chau, humanidad" en el que haremos un breve repaso del paso de nuestra especie por este planeta. Luego el canal de la gente cerrará su transmisión para retomar programación habitual vaya a saber dónde y vaya a saber cuándo. Los esperamos, mis queridos neuroespectadores.

1 comentario:

Mai dijo...

No sé por qué pero me genera una gran nostalgia por ver la destrucción de la humanidad. Ojalá pudiesemos irnos con un concierto de música. Sería un golpe BRUTAL contra todo amante de cumbia.

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...