jueves, 11 de diciembre de 2014

Día 207: Knock, knock

      ¡Idiotas! Marco tiró las cartas sobre la mesa. Salió de la casa de juegos haciéndole gestos obscenos a todo el mundo. Se acomodo un poco el pelo. Voy a tener que tomar un café, no puedo llegar así a casa. Con un andar de zombie, entró al bar de la esquina.
      Pidió un café. Uno bien fuerte. Un resucitahombres, o algo parecido. Miró el reloj mientras se tocaba la cabeza. Julia no le iba a perdonar una más. Lo sabía. Qué carajos, hasta los putos vecinos lo sabían. Sus discusiones desde hace meses parecían como magnificadas por un amplificador de 200 watts. 
      La bebida sirvió de maravillas. Ahora podía pensar un poco mejor sus movimientos. Puso un billete de 50 sobre la mesa y saludó a los parroquianos. Mierda, llueve.
      Así, sin paraguas. Se mojaría hasta las bolas. Capaz que así se despertaba del todo. El choque casi le arranca la nariz, Marco sentado en el piso, con la lluvia que cae, no entendía nada. ¿qué hacía una maldita puerta en el medio de la calle? Aún más extraño ¿por qué no se mojaba?
      Knock, knock, ¿hay alguien ahí? Si, claro, un vagabundo le abriría la puerta de su casa y lo invitaría a tomar un té con magdalenas. La puerta se abrió de par en par. Pequeños hilillos de humo salían de la base. Como en las mejores películas, pensó Marco. No vamos a negar una invitación.
      Fue rápido. Normal. Como cualquier persona atraviesa una puerta y espera encontrarse con lo común. En cambio un bosque crecía alrededor de la puerta de madera. 
      No hay tiempo para sorpresas, es pegar la vuelta y listo, camino a casa. El aire de la montaña lo recibió del otro lado. Marco recorrió así toda la Tierra, sin saber adonde ir. Casas desconocidas, playas atestadas de nenes mocosos, bancos en plena hora pico, nada cercano a Julia.
      Cansado de tanto experimento, Marco se acostó en el umbral. Mitad de su cuerpo en un lugar, mitad en otro. Quedó dormido. La puerta, ajena al intruso que obstruía el paso, poco a poco se cerró hasta hacer desaparecer la molestia. 

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...