martes, 16 de diciembre de 2014

Día 212: Desbloqueadorizador

       Tomalo como un recreo. Sin esa puta necesidad de crear la obligación. Hay que caer en la huevada de respirar hondo y exhalar mejor. Así te relajás, así sacás todo el rejunto de sorete que acumulás en el cerebro. Tampoco es que la falacia de la autoayuda ofrezca mejores opciones.
       Ponerse serio por un momento y enfrentar la hoja en blanco como un hombre. Qué va, ¡como un soldado! Como esos imbéciles a la vanguardia de un ejército dispuestos a morir como un bicho bolita por su patria, por esa patria que poco le importa a quién mande a aplastar. Pero no tan serio. Es consciencia sana. No hay que olvidar el divertimento, el sano placer lúdico. 
       Es algo así como tener unas cuantas palabras que queman en la punta de los dedos y tenés que colocarlas en un orden específico antes de que te hagan cagar fuego. Un inodoro, el estiercol, amaneceres, verde pasto, jabón, sifones de soda vacíos, montañas de tetas, un diamante roto, lo que caiga de la lista, así como salga, al mejor postor. 
       Al final el bloqueo de escritor es un mito inventado por la CNN para asustar a los advenedizos. Escribir es casi tan fácil como rascarse el culo. Sentás las nalgas, copiás unas cuantas palabras, le das un cierto orden, pecás de artista, y ya tenés una cosa para que todos lean, así como así. Tan fácil como el culo rascado por la mano. 
       Todavía esperamos una insurrección artística, que sería una especie de rebelión indolente por la libertad de las ideas y las palomas. Ante lo bello del demonio mal parado y los corpúsculos de sal van a iniciar una pira salvadora y nosotros, los espectadores, vamos a estar obligados a creerles, como a dioses ciegos. Así va a ocurrir y no es profecía ni cuento barato. 
       Un hombre malo como pocos, distinto, se erigirá por sobre nuestras cenizas. Respira mal. Es un dragón con asma. Es el señuelo, de la invasión de las palabras. La prueba que persiste ante el engaño de la historia, esa que merece ser contada y que insta a otras para que guarden silencio. 

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...