viernes, 26 de diciembre de 2014

Día 222: Remembranzas de Robin Hood

      En el condado de Nottingham vuelve Robin Hood a su guarida luego de una ardua jornada. Es que ha estafado a 128 prestamistas, también asesinó a otros tantos cobradores de impuestos. Un pobre niño que se cruzó en su camino tampoco vivió para contarla. En total eran cinco sacos de oro para repartir entre los pobre, o sea, él, su banda de buenos muchachos, y nadie más.
      Años atrás probó con la caridad. Se lo había recomendado su contador para reducir su carga impositiva. El Estado lo asfixiaba año a año con sus furibundas facturas. Igual fue inútil, mucho trabajo para nada. Los horarios eran horribles y la paga cada vez menor. La caridad apestaba. Eso es lo cierto.
      Un bálsamo para la consciencia, así le criticaba sus acciones la opinión pública. Ahora Robin Hood era un simple forajido, un ladronzuelo de poca monta que no tenía prurito en asesinar lo que venga.
      Tampoco sus relaciones con las mujeres eran de lo mejor. Los hijos no reconocidos le brotaban como yuyos carnívoros. Esos bastardos querían un padre y su parte del botín. ¡Ingenuos! Querían succionarle la sangre al piojo más seco y elusivo de todo Nottingham.
      Robin Hood en su cueva descansa. Va a necesitar mucha energía para mañana. El golpe maestro. Se llevaría todos los tesoros de la casa del campo del Rey. Un bocado de cielo, ¿quién lo notaría? Se deslizaría con gatuna destreza por la noche y roería el queso con fruición.
      El asalto a la casa de campo fue un éxito. Robaron como para vivir en el anonimato toda una vida. Antes que lo notaran, sus traseros se encontraban camino a Escocia. La caravana del oro cubría como 200 metros de burros de carga. Cuenta la leyenda que la abundante paga le sirvió para comprar Escocia entera, y una porción de Dinamarca. Así montó redes de juegos clandestinos a lo largo de todas las highlands y Robin Hood fue proclamado como rey de los ladrones (y de Escocia).

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...