jueves, 7 de mayo de 2015

Día 354: Atila

      De lo que estaba seguro y de lo que no sabía un choto. Las alternativas de un degradé eterno. Detrás de su apariencia ruin, mezquina se encuentra la brillante mente de un hijo de puta con calificaciones. Y nada resultó ser más previsor en ese momento. El grabador prendido. Un nuevo postulante. La fila era larga y el tiempo, como otros días, poco. 
      Adefesio podría haber sido su nombre, pero por el contrario, como una burla del destino, sus padres lo llamaron Atila. Tal como su lejano tocayo mongol, a Atila le gustaba sembrar el terror en la oficina. Camina siempre erguido, con corrección. Pelo engominado y un intachable traje azul, que varía a negro o gris de acuerdo a los días. Su oficina pertenece a una clase de pulcritud excedente, muy propia de las personas con trastorno obsesivo compulsivo. 
      Atila no es muy amigo de las bromas. De hecho siempre fue un tipo serio, incluso desde niño. Su mirada de búho inspector asustaba a las maestras. Por muy curioso que parezca, en la oficina todos amaban a Atila. Lo amaban con profusión. El amor por Atila rayaba en la locura catuliana. 
      Y Atila, siempre correcto y recatado, no abusa del poder del amor. Recibe con gracia los gestos de su compañeros, a pesar del temor que infunde su sola presencia. Temer lo amado, lo amado temido, siempre resultaban extraños los encuentros con Atila. 
      La empresa también lo amaba, tanto como sus compañeros. Sabe medir mejor que nadie a los nuevos empleados. Por eso le encargan las entrevistas. Una de sus miradas de búho psicópata, y el postulante confiesa hasta sus crímenes más oscuros no realizados. Eso a la empresa le gusta, porque les optimiza el filtro de ingreso. También puede distinguir a la yerba mala y arrancarla de cuajo con un mordisco. 
      Todas las noches, llueva o truene, Atila toma una cerveza sin alcohol en el bar de la esquina. Dice que el alcohol lo pone "descuidado". Nadie conoció a Atila borracho. Bueno, en realidad sí, pero están todos muertos.

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...