miércoles, 10 de junio de 2015

Día 388: La primera extinción protocolar

      La orden del día. Un simple papelucho en donde constan ciertas reglas arbitrarias para el control de la población. Se cerciora el carácter de peste de la humanidad. En otro pequeño inciso se aclara el nivel de hectolitros de cerveza que necesita un cuerpo para sobrevivir a una fiesta y a una catástrofe nuclear.
      Por si fuera poco, al otro lado del papel, una huella de sangre se seca. Sobre el crimen se cimienta la historia del papel en donde se circunscribe la regla. Es porque hay un humano metido en todo esto. Y huele a gato encerrado. Un gato muerto.
      El pacto se remonta a fines de la edad media. De acuerdo a los especialistas de la materia, un manifiesto satanista. Ponen una fecha, para no ser menos. El límite está fijado en una reducción del 25 %. Fecha límite: 31 de diciembre de 2030. La caducidad del sistema terrestre para soporte de vida es definitivo.  El papel aclara que una nueva especie, reptilianos tal vez, repoblará la Tierra. Su inteligencia será cien veces superior a la humana y así una nueva era de prosperidad dará inicio.
      ¿Y el 25 % restante? El papel los convierte en fantasmas que circulan entre los nuevos terrestres para diseminar particulas de humanidad y así reiniciar el código en la matriz de la evolución.
      El manuscrito fue encontrado en un edificio en ruinas y data del año 1848. No tiene firma. Parece la obra de un loco. Y tal vez lo sea. Aunque para muchas nuevas sectas alrededor del globo, el papel ha dado mucho para hablar.

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...