martes, 7 de julio de 2015

Día 415: Déjenme así

      Compramos padres para días mejores y los alquilamos en días lluviosos. Aunque usted no lo crea la empresa tiene mucho éxito. Muchos de los mejores bastardos que existen en la Tierra han encontrado un padre adecuado a sus necesidades. Prueben padres, si no les gusta, le devolveremos su dinero.
      Tenemos padres compresivos, golpeadores, amables, violadores, estúpidos, curiosos, inconscientes, amantes de los deportes, apolíticos. Lo que usted desee. Solo debe llamar a nuestro teléfono. Nuestras operadoras lo atenderán. Trabajamos 24/7. Aceptamos tarjetas de crédito, oro ilegal, bitcoins, servicios sexuales y marihuana.
      El mundo necesita padres, de manufactura, de buena calidad. Pronto vamos a agregar tíos y sobrinos, amantes y dominatrices, prostitutas y consejeros, tenga a su lado la persona que desee, ese va a ser el lema de nuestra empresa. Quiere tener al lado a usted mismo. Podemos hacerle un clon de la mejor calidad. Contrátenos. Use nuestros servicios. Así lo hizo John Buchanan, de Wichita y hoy es el hombre más feliz de todo Kansas. 
      Vamos a enriquecernos a costa de su felicidad. Porque un ciudadano feliz es un comprador desquiciado. Y amamos a los compradores desquiciados. Ahogue su sed de compulsión con nuestros productos. Nuestra madre no nos quiere. Nos abandonó en un tacho de basura, pero no importa. Vendemos lo mejor de la zona. Se lo puede asegurar su vecino. Y hasta el presidente de los Malditos Estados de Norteamérica. Oh, gloria al águila calva que surca el cielo y caga los pantalones de los más desventurados. 
      A decir verdad, no tengo ningún cliente. Las operadoras no existen. Estoy solo yo al frente de esto. Pero cuando engolo la voz me creo un buen locutor, de esos capaces de venderle un alma al diablo y hacerlo bueno en ese ínterin. No puedo negarlo, me gustan los focos, me atrae la luz, como una mosca pelotuda. Es verdad, lo acepto. 
      Pero todavía tengo muchos padres disponibles para usted, y para usted, señora damo, señor caballera. Padres de bolsillo, padres de fines de semana, padres de ocasión, padres en rebaja, padres dos por uno, padres, padres y más padres. Compre su padre, o le devolvemos el dinero. Aceptamos droga. Denos droga, por favor, señora. No me cierre la puerta. Soy padre. Tengo hijos a los cuales mantener. No, es mentira, estoy soltero, pero necesito vender. Algún día puedo ser padre. Existe la posibilidad. Mi esperma sirve Puedo tener esa desgracia. Ahí voy a necesitar ayuda. Algo que me ayude a desaparecer. Un tónico que me borre de la Tierra.Por eso deme dinero, o droga. A decir verdad, no quiero crecer. Déjenme así. 

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...