miércoles, 8 de julio de 2015

Día 416: Segundo nacimiento

      Es un segundo nacimiento. Vuelto a la virginidad. A la selva perenne de lo impenetrable. Miembros cerrados. El sexo es una pregunta de ojos abiertos. ¿Me la vas a meter? Despacio, cuidado. Precaución. El miedo es un peatón acelerado. Un brindis por amor a la verdad.
      Abrir. Cerrar. Adentro. Afuera. Un compás humano hecho de carnes. Cirujeando a la vida nace el espíritu indómito. Los cuerpos se comen entre ellos. Jabones para mi rancho. Y pedimos por favor. Por favor, déjenos nacer. Déjenos depositar nuestros océanos de esperma dentro de esa almeja de color. La vida es una opción.
      Mi pedazo munido por la catástrofe espera su recompensa. Es un soldado obediente. Un kamikaze sin padre. Guerrero de luchas sensuales. Manejo por el desierto. Y la música a todo lo que da. Es seguro. Dentro de esa habitación se están disparando.
Así que hagamos de cuenta que no los escuchamos. Dejemos que corra la saliva hacia su fuente. Un mar de abrazos pide salir. Un acto de amor. El repudio del conejo. Que no para de parar. Una y otra vez. Hasta el fin.

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...