sábado, 31 de octubre de 2015

Día 531: Canción de cuna

      Acunamos en nuestro regazo una bomba y le pusimos nombre. Por supuesto le enseñamos a caminar y todas esas cosas que hacemos los humanos. Hasta dijo mamá antes de explotar. Una hermosa bomba que se llevó todo.      
      Allá camina mi querido junto a los restos de otras personas. Es el nieto de Hiroshima, la madre de todas las bombas. Es el invento de todas las palabras de adulto juntas. Un mejunje técnico sin pies ni cabeza.      
      El niño detonado no conocerá su futuro. Solo sabe lo que pasa. Es víctima del instante. Ya. No antes no después. Ya. Y no mas diplomacia. Todo al reverendo carajo.      
      Una moneda del descontento, acuñada en las sombras. Es lo que vale la desaparición de todo lo a punto de no ser. Quisimos tener el momento, mas la bomba se lo llevó. Allá, allá abajo. Donde no existen las palabras.

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...