jueves, 3 de diciembre de 2015

Día 564: Acéfalo

      Nos vimos en una vida, te lo aseguro. Y no era para tanto. Las personas siempre tienen una excusa. Pero no esta vez. No esta vez. Las situaciones revisten el apuro de una despedida. Nos saludamos por las dudas.
      El aquí. El ahora. El después. Todos los tiempos concurren a su fuente. De por el medio donde confluyen. Nacidos bajo una sombra dibujada con mucho ímpetu. Un nido que pregunta por qué. Si somos es la respuesta.
      Un aviso mojado de los vientos que corrigen. El nudo corredizo se eleva. Aprieta. Corrige. Puede demostrar a nadie lo que muchos somos. Eso que vimos, en una vida. Cuántos despistes y arremetidas. Supimos ganarnos un lugar. Nadie va a negarlo.
      El poderío de un insignificante punto. Sumado a las tantas alternancias de lo que viene y vendrá. Lo dejamos en un después. El después. Si no hay tiempos no hay.  

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...