sábado, 26 de diciembre de 2015

Día 587: Acción histórica

      Para el desconcierto general de algunos esa noche no pasó nada. Ni la siguiente. Ni la siguiente a la siguiente. Tuvo que pasar un año entero, con sus 365 días, para que vuelva a ocurrir algo que se precie de llamarse evento. Los nativos eran muy severos al respecto. Para que lo ocurrido sea trasladado al libro, algo tiene que pasar. Y esa cosa que pase tiene que ser digna de ser narrada.
      Fue un 2 de marzo. Primero fue una advertencia. Una luz en el cielo. Algunos pensaron que eran los extraterrestres. El rumor se desmintió rápido. Un meteorito importante cayó en la Tierra. Nadie lo vino venir. Así como de la nada se llevó puesta Australia, con todos los canguros incluido. Ahora a la altura del Océano Pacífico uno podía encontrarse con un hermoso agujero de tamañas proporciones.
      El 3 de marzo empezaron a caer los canguros. Cuerpos de canguros llovieron por todo el planeta. Fue un espectáculo como feo. Aunque eso fue el aperitivo de una noche bien larga. La noche del 3 de marzo, cuando todo se desmadró mal.
      La carne de canguro llamó a las cucarachas, que no tardaron demasiado en llenar la Tierra. El asunto se volvió asqueroso, sobre todo a la hora de comer. Nadie quería tocar un solo plato de comida, ya que la caca de cucaracha se encontraba adosada a cada centímetro del planeta para ese entonces.
      Esa misma noche del 3 de marzo fue cuando apareció el hechicero de las cucarachas. El tipo era un loco, pero al menos lo que hacía funcionaba. Las cucarachas le tenían miedo, vaya uno a saber por qué. Quizás tenía que ver con la barba o con su acento español centroamericano. Sus frases raras las mataban en el acto.
      Lo que nadie esperó fue la invasión de monos cucaracheros. Los monos eran del tamaño de un perro mediano. Se comían las cucarachas y a cambio dejaban sus deposiciones en la calle.
      Los seres humanos, mientras tanto, observaban. Su mundo había dejado de tener sentido aunque sea esa noche fatídica. Algunos todavía se preguntaban por lo que había pasado en Australia. Pasó todo tan de golpe que al final la mayoría se convenció de la normalidad de la situación. Esa noche nada pasó.

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...