jueves, 4 de febrero de 2016

Día 627: El cazador cazado

      "Hijo, se acercan tiempos oscuros" dijo el hombre antes de clavar una estaca de cuarenta centímetros en el corazón del demonio. El chico sobrevivió. El padre tardó cinco largos años en morir luego de la mordedura de la cosa. Suficiente para enseñarle al pequeño todo lo que sabía. No era mucho, pero al menos le servía para empezar a golpear puertas.
      Los tiempos se oscurecieron, es verdad, pero también se volvieron confusos, entre las nuevas tecnologías y la caída del grunge y el hippismo en masa. Las personas no sabían si suicidarse o abrir un Mc Donalds, o hacer las dos cosas. Internet, a fines de los noventa, ya era un fenómeno de masas. Y la información comenzó a circular libre, tan libre como un caballo salvaje y asesino. 
      Por la red pululaban los manuales de lo que sea, incluso amplios tratados de demonología, los cuales le sirvieron de mucho a este chico, que para entonces ya era un hombre hecho y derecho. Nunca se supo su nombre, pero se lo conocía como Estigma. Al saberse huella o herida de su padre, el apodo era más que adecuado.
      Estigma, a diferencia de su padre, nunca conoció un solo demonio. No por falta de talento, no no. A Estigma en realidad le faltó un poco de suerte, el último demonio conocido sobre la Tierra fue despedazado por aquella persona que solía ser su padre. Ahora el oficio de cazador de demonios estaba en declive. Para una partida de juego de rol los conocimientos podían resultar útiles, pero nada que pueda aplicarse a la nueva realidad sin demonios.
      El cazador de demonios murió, al igual que su padre, en la ignorancia total. Si hubieran caminado unos dos, tres kilómetros, como mucho, se habrían topado con un galpón. Dentro del mismo encontrarían el cadáver de un científico junto a una máquina, una auténtica máquina de crear "demonios" o robots, para utilizar un término más preciso. El científico, paralizado ante su éxito tan repentino, se quitó la vida encima de la máquina de los prodigios. Y nunca más volvió a funcionar. Al menos no hasta cien, doscientos años después.

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...