martes, 9 de febrero de 2016

Día 632: Solo se vive dos veces

      La vida reserva a los seres humanos una sola oportunidad para vivirla, salvo que sean yo, a mí me dio dos chances. Una tras otra. Efecto loop podrían llamarlo. Deja vù desquiciado, también, es un buen nombre. No me preocupa mucho equivocarme en lo que les voy a decir, voy a tener otra oportunidad. Como por dos, por cuatro y por cualquier múltiplo de dos, puedo aumentar mis chances a niveles exponenciales.
      Verán, el asunto es así, una mañana me levanté, una mañana me levanté. Y me sorprendí, y me sorprendí. Y así. Y así. Imaginen que eso se extendió por la mañana, por la tarde, por la noche, y por el resto de los días de mi vida, todas las cosas que me ocurrieron de ahí en más pasaban dos veces, del mismo modo, sin alteración. Como el día de la marmota, o memento, nomás que más acelerado y con menos control de la situación. 
      No tardé mucho en darme cuenta de lo que ocurría. Me rendí bastante rápido, lo acepto, es mi pensamiento de "negate hasta donde puedas y si no dejate llevar con la corriente". Eso hice, me dejé llevar. Y la corriente era bastante, bastante fuerte. 
      Repetí momentos felices, y otros no tanto. Besos, operaciones y muertes. En ese orden. Multiplicado por dos. Tumbas, golosinas y nacimientos. Puedo estar todo el día, toda la noche y el resto de los años que me queden repitiendo estas secuencias hasta el mismo puto infinito, duplicado por dos. 
      A la larga la cosa resulta ser exasperante, aunque no tanto más que una gripe o un cáncer. Lo terminás por aceptar y vivís con eso, como mejor te sale, como mejor le sale a un lisiado o un deficiente mental. Convivo con este don extraño que me cayó de la nada, así sin pedirlo ni quererlo. 
      Nunca aprendí a controlarlo, me hubiera encantado cambiar tantas cosas a la segunda vez de vivido sabiendo de inmediato como iba a terminar. Tantas cosas. Pero no, todo vuelve a repetirse. Una, otra vez. Una, otra vez. Una, otra vez. Sí, es exasperante. No se preocupen, ya se van a acostumbrar. La vida reserva a los seres humanos una sola oportunidad para vivirla, salvo que sean yo, a mí me dio dos chances...

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...