lunes, 21 de marzo de 2016

Día 673: Torniquete

      Holocausto carbónico. El fin de todas las especies. Nadar. Volar. Pisar. Sin aire. Cinturón atmosférico de pesares. Contagia lo que alguna vez tuvo cura. Un caballo de Troya al revés. Si pueden atreverse a ser otros. Muy diferentes. ¿Cuántos dedos podrán contar los mundos posibles? 
      Pusieron el señuelo y se olvidaron de la presa. ¿Cuál es la pregunta? Nadie entra al templo perdido. Está al resguardo de lo  que muchos creen que es. Pero nadie está a salvo. Están todos muy perdidos, con sus sacos para dormir y sus guerreros de terracota. 
      El instinto primitivo devora la sangre del sacrificio. Anuda firme el torniquete. Fugar. Sido, fugar, sido. Una clave al horizonte perdido. De los soles y las páginas de la historia.
      Cínico amigo. Besa el anillo. Impío camina el sendero de sombras, inarticulados lamentos. Un desdeño de otro tiempo. Una autoridad que dejó de serlo para ver lo que nunca más fue. Un hombre.

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...