sábado, 23 de abril de 2016

Día 706: Shakespeare

      Entra despacio y se congela, en el mundo de los sueños. Despierta una vez más y juega, a lo que da la delicia del vino y el eco de los cuerpos. Se disfraza de pordiosero y pide lo que tiene. Es un millonario sin monedas. Tantas aventuras sin respuestas. Y el dolor aparte. Y el dolor aparte.
      Un sonido. Una voz que dice suficiente. Tanto teatro del cosmos paga y vela por descubrir la talla de sus sombras. La trama despide su olor. Hedionda la cocina espera escupir su fruto al escenario. Bailen, bastardos, hasta que se acabe la punta del taco. Bailen, digo bailen. Y el dolor aparte. Y el dolor aparte.
      Esquinas del universo desaparezcan. Volteen a mirar a todos los cuervos que despedazan con alegría su almuerzo. Sean de aquellas personas, fisgones profesionales, amantes del buen vivir, capaces de engullir en un bocado toda una catarata de sentidos. Sean bienvenidos al espectáculo. Dejen sus pertenencias en la entrada. Y el dolor aparte. Y el dolor aparte.

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...