viernes, 29 de abril de 2016

Día 712: Dos años crueles

      Los rebeldes tomaron el área. No hicieron demasiadas preguntas antes de pasar por el cuchillo a todos los operarios. La última, susurró un mercenario. La última, respondió un grupo de cuatro personas con aire solemne.
      Desde el cierre mundial de las estaciones de servicio el petróleo se había vuelto una moneda de cambio. Quedaba poco por repartir y pocas alternativas aún. Diez años calculaban los especialistas para volver a poner la rueda energética a girar otra vez. Mientras tanto la escasez se hacía sentir en todos los rincones de la Tierra civilizada.
      El año 2030 fue trágico. Muchos esperaban un panorama así para el 2050.  Pronósticos anticipados, declaraban los gobiernos. Los empresarios guardaban los últimos barriles como si de oro se tratase. La falta de petróleo trajo consigo la desesperación en su faceta más descubierta. 
      Las personas empezaron a organizarse, en pequeños grupos, a veces de veinte, incluso cincuenta y hasta cien hombres. Su labor consistía en saquear los pocos tesoros petrolíferos. Creció la tendencia más y más. Se hizo insostenible. Nadie pudo detenerlos. Faltaban cuatro años para el reacondicionamiento energético. Eelohidroeléctrico decía, esa era la renovación. 
      Un grupo hizo de las suyas, eran conocidos como los rebeldes. Llegaron a tomar cinco yacimientos petrolíferos y dos refinerías. De acuerdo a uno de los antiguos integrantes, los barriles abundaban en sus campamentos. 
      Esa mañana especial los rebeldes tomaron el área. Luego de asesinar a todos los vigilantes del último pozo petrolífero en la tierra celebraron en silencio. Faltaban dos años para el reacondicionamiento. Dos años crueles. 

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...