martes, 3 de mayo de 2016

Día 716: Grandísimo hermano

      Un millonario estaba sentado en su escritorio haciendo lo que mejor saben hacer los millonarios: nada. De repente vino a su cabeza una genial idea. Giraría un cheque por medio millón de dólares para patrocinar una maratón. Y no cualquier maratón. Sería el evento deportivo del siglo, el equivalente a veinte finales de copa UEFA o treinta Ali-Frazier.
      Para asegurarse de la excepcionalidad de la contienda el mismo millonario confeccionó las bases y condiciones. Se invitaba a todo adulto mayor de 18 años a participar. La extensión a correr será de 12 kilómetros. Como condición sine qua non el participante deberá presentarse sin zapatillas. El millonario remarcó con tinta roja la palabra zapatilla. 
Tal era su emoción al escribir en rojo que agregó: ni remera, ni pantalón, ni ninguna clase de ropa. O sea desnudo. Una maratón de personas desnudas.
      Por curioso que parezca, muchas personas se inscribieron. No faltaron los exhibicionistas, tampoco aquellos que lo  pensaron como una oportunidad de ver en vivo y en directo un par de genitales humanos. Todo cierto.
      Otra cuestión, aún más peculiar, fue la correcta sujeción de todos los participantes al resto del reglamento. No era la típica carrera. Era el puto evento del siglo y eso necesitaría televisación exclusiva. Para ello se colocaron diez cámaras en cada participante, para observar el desarrollo de la competición en tiempo real. 
      Además, una última cuestión. No fue, repito, la típica carrera. No solo fue requisito la desnudez. Otro pasaje en rojo explica: "para hacerse ganador de maratón es necesario arrastrarse como una serpiente, es obligatorio que todas las partes del cuerpo froten el piso desde el punto de partida hasta el de llegada"
      Hubo un ganador, quince heridos, setenta y ocho muertos y dos corredores ilesos. El millonario volvió a repetir la convocatoria al año siguiente y la cantidad de anotados se duplicó. Tal como se prometió, fue el evento del puto siglo.

2 comentarios:

Jess Martínez dijo...

Había olvidado tu personalidad por casi un mes, hasta que volví a leer este texto.

Patricio Mainero dijo...

no sé si eso sea algo bueno o malo...

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...