domingo, 5 de junio de 2016

Día 749: Grano en la retaguardia

       Por cuantas de muchas personas fue olvidado. Sin siquiera padecer la enfermedad murió tal como el perro que pueda haber sido. En la parte de una fuerza primitiva se diluyó el intento de la rebeldía. Fuimos jóvenes y tanto no importa. Fuimos testigos de un acontecimiento minimizado. De dos en dos cae el orgullo altivo de la casta. Por menos murieron millones.
       Quinto regimiento. El quinto. El importante. Con i seguido de una eme y así. Fueron los responsables, encubiertos, de prender fuego Berlín. Nadie se lamentó por los pobres nazis. Pobres nazis, ellos, con sus ciudades incendiadas y sus personas muertas. Porque fueron malos, tan malos como el más malo de los autos locos, ese que tiene el perro que ríe como con convulsiones. 
       Son la fuerza intrusa de las naciones. Que meten el dedo en la nariz de los poderosos. Esa cosa que imaginó en una fantasía de opio y LSD Tarantino, pero de verdad. Pero de verdad. A estos tipos no les importa quien gane, quien pierda. Solo ven fuego y fuego hacen. Pirómanos anónimos. Asociación de pirómanos anónimos. 

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...