viernes, 15 de julio de 2016

Día 789: Golpe alto

      Voy a contar dos mentiras antes de caer. Como los mejores boxeadores. No me duele y amo el mundo. Y zurciré la cara del oponente con mi sangre. Puta, que soy débil. Tanto como una soga sin tensión. Demasiado tarde esquivé la trompada. Soy como ese hermano Marx no tan famoso. Ese no tan gracioso. 

      Y me convocaron al show y entretener debo aunque mi cara asuste de tanta cachetada limpia. Lo mío no es la pelea. Me consagré al templo de Marte y mentí enfrente de los dioses. Fue un engaño articulado. Me decidí a ser ese payaso que tanto se esperaba de mí. Busqué risas y siguieron viniendo golpes.
      Les voy a decir una verdad. Un ominoso pasado puede prevalecer por sobre el futuro. Un hombre nunca a va dejar de serlo aun muerto. Fueron dos. 

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...