domingo, 17 de julio de 2016

Día 791: Volver al futuro IV

      Encendió el DeLorean, ¡cómo fuma el desgraciado! Voy a tener que meterlo pronto al mecánico, un service, pensó el Doc Brown. Es el kilometraje. Tantos años de idas y vueltas. El plutonio le había cagado los inyectores. Una vez le ofrecieron pasarlo a GNC. El Doc Brown se negó rotundamente. Me jode el motor y no te viajo ni al día de ayer.
      Ese era su negocio, traficar con el pasado. Tardó unos cuantos años en darse cuenta de la mina de oro que tenía montada sobre cuatro ruedas. Viajar al futuro o pasearse por el lejano oeste puede ser pintoresco, ahora facturar millones es una cosa diferente. Es por la ciencia. Nada de rédito económico. Doc Brown era ante todo un científico.
      Pero llegaron los noventa. Época jodida si las hubo. No era tan fácil obtener una beca en el Conicet. Y el Doc Brown sintió ese monstruo llamado hambre. Abrió una ferretería. No duró un año. Probó con la reparación de televisores y venta de controles remotos. Seis meses, fundido, en bolas y a la calle. Con un auto llamativo salió a la calle pintado de negro y amarillo.
      Juntó unos cuantos pesos como taxista el Doc Brown. La gente tomaba el auto porque se parecía a ese de la película. Y sí, era el de la película. Era real. Tal real como el siglo XXI y sus avatares. Pasaron dieciséis años de crisis. Doc Brown conoció las mieles de la fiebre del consumismo. En ello notó algo peculiar. Los precios.
      Sube todo. La nafta, el gas, la birra. Todo sube. Si alguien pudiera mantener los precios. Es la inflación, se disculpó el carnicero antes de ofrecerle una alternativa barata al asado. Pero, agregó el comerciante risueño, si usted pudiera volver a 1998, con esa plata me compra toda la carnicería. Eso es. El DeLorean. Chau taxi driver. Hola pasado.
      Cargó dos cajones en el baúl. Un viajecito. Veinticuatro pesos. No me compro ni una birra. El señor kioskero del pasado le dio, en cambio, veinticuatro unidades impolutas. Eso es. El famoso pesito para la birra. Veinticuatro cervezas en el baúl del DeLorean. Y esto recién empieza.

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...