sábado, 23 de julio de 2016

Día 797: Aderezo

      El noble sentimiento de matar. Eso es todo. Mis compatriotas pueden esperar menos. Quizás la vida o su final. Quién carajo soy para opinar. No me siento un sicario. Más bien un agente del orden. Alguien que sabe apretar el gatillo en el momento indicado.
      Y deseamos algo más. Siempre deseamos algo más. Es un comandante posado sobre las bases del cerebro. Ordena. Asesinar. Degollar. Extraer la vena. Lamer la sangre. Es más fácil sentirse una mejor persona. Nadie quiere asumir el rol del villano.
      No somos el fruto de las naciones. En realidad no somos nada. La triste verdad del que explica y quien la recibe. Los mensajeros de lo incógnito. Fuimos asesinados por las cargas de la nada. Y el sinsentido aparece. Y nada lo calma.  

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...