domingo, 24 de julio de 2016

Día 798: Flashes

      Colirio. Hasta ese punto de agradable es la búsqueda. Un muchacho asombroso. Denle de comer. Es agradable estar muerto. Hasta cierto punto. Por supuesto. Muchas voces conviven. Una. Tantas. Muchas. Las aves se revuelven en su instinto. Es tan difícil explicarlo. O no. Claro. Nadie lo entendería. Es lo acertado. 
      Nadie quiere ver arder su propio funeral vikingo. Son señales que a las pocas aparecen. Superman se coge a Lois Lane. Relámpago repentino. Y Batman también. Son todos monumentos. Estilos apartados. Algo ocurre en la Isla de Pascua. Esos instrumentos de la creación. Red de sicarios. Peor que ser un esperpento cósmico radioactivo. Nunca que ocurra una vez más.
      Sin parecer un suplicio. Mi madre lo dice, como es que pueda parecerme, explotar en la vía Láctea, rodeado de espinas. Nadie es Jesús en su rebaño. A Lázaro lo mataron. Denuncias del medioevo. Cataratas de sentimientos invaden el verano turco. Sintonicen el canal ocho. Imaginen esos castillos de pedos derrumbarse. Cuántos vinos parecidos. En Latvia las paredes oyen, y mi madre también. Quise ser invadido pero mi nación fue tomada. A la mierda la partida de TEG. 

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...