viernes, 12 de agosto de 2016

Día 816: Llamado del mar

La tabla mágica. No esperar más. Tiempo llegó de convocar al elegido. El espejo puede ser un vidrio sucio y nada más. El tributo suena apagado. Mientras la fritura de la radio, el recuerdo. Los menudeos de la melancolía. Queda poco carretel en la película. Un nuevo comienzo.
Después sigue la repercusión. Los dichos que van, los dichos que vienen. Nadie puede creer. No hay fe, solo cuerpo. Sin esperanza con la mente coartada, a la deriva de las ecuaciones. No hay margen de error. Hay márgenes de errores. Podría salvarme, es cierto. Y podría ser tan amplio como el mar. Allá a lo lejos, donde todos concurren. 

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...