miércoles, 7 de septiembre de 2016

Día 843: Anulado

Con todas las modas puestas. Con todos los hombres a cuesta, vacíos de significante. Una mejor oportunidad espera y es el sol, pero también la luna. Nuestros cuencos agrietados no logran saborear el peso de la semilla. El valor de contener una respiración al precio del aire contaminado.
Y la complejidad de buscar una respuesta, para decir: es lo mismo. Mismo sol, mismos colores, la misma sensación de pesadez que cae sobre el hombro, piedras de ocasión. Allá, en el monte, dicen, murmuran, disfrutan. Allá, lejos, un rumor de otro tiempo. ¿Qué tanto es nacer? ¿Qué tanto es vivir subyugado al albedrío tiránico del caos? Azar, destino, que lo mismo es. Y mismo será.
Un cúmulo de apatía permanente, riega tantas sombras, fábricas de polvo.
Un logaritmo anuncia el tiempo de las horas que pasan. Esa nueva era donde todo va a ser a pesar de nosotros, a pesar de las lágrimas, las alegrías, a pesar de la muerte y polvo. Todo volverá a ser, aunque no haya sido.

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...