sábado, 24 de septiembre de 2016

Día 860: El siglo del espanto

Demos una vuelta por el techo. Allá arriba se acumulan toda clase de objetos. Retazos de un mundo perdido. Piedras, latas y alambres oxidados. Alguien, un artista advenedizo, creó una obra sin darse cuenta. Debajo el galpón. La tierra aún húmeda despide el recuerdo de una lluvia reciente. Dentro. A salvo del fantasma de la intemperie.
Mojarse en las aguas del tiempo. El fluir constante de las horas. Allá vienen, los militares, la policía y otras fuerzas, a detenerme. No quieren que cumpla con mi cometido. Soy la bestia del galpón. Para eso me crié, para recordar que ante todo debo ser. Ser y nada más que eso. Solo un tonto puede desoir el llamado.
Son tiempos exaltados. La nostalgia factura, es su propio mercado. Y mi ímpetu salvaje quiere destrozarlo todo. Eso nada más. Sin otra clase de miramientos. El techo cede y la gotera anuncia el siglo del espanto. La tierra sanguinolenta espera. Y allá vamos.

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...