miércoles, 28 de septiembre de 2016

Día 864: Loop de modo

Soy el producto de un cansancio acumulado sobre mí. Las horas son hachas. No necesito ser un adivino para interpretar las señales. Estoy limado. Cuento hacia atrás una historia donde me abandonan librado a la suerte del mundo. Allá, en las rutas de un país negro, me desaparecí hasta lo más completo. Comimos el fruto del loto. El resto fue.
El domo de las cosas perdidas. En ese lugar nos encontramos. Amantes del silencio, consumidores del aire. No nos fuimos. Nos quedamos ahí. Sentados. Obedientes. Nacimos, quizás, con los pelos de punta. Las mejores semillas, legiones del futuro arrinconadas en vaya uno a saber dónde. Camas estrechas en donde el amor no tiene permitido pasar.
No difundimos los números, solo hechos. Ante la pantalla nos convocamos, cosas sin nombres. Ante el espejo, de todas las cosas parecidas, para nadie estoy. No podría ser mejor el momento. No debería serlo.

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...