jueves, 27 de octubre de 2016

Día 893: El corazón delatado

La banda siguió tocando y a mí ni me inmutó. El mundo se volvió loco. Tambores, redoblantes y elementos percusivos por doquier. Era gracioso verlos, debo confesar, las personas con sus manos en los oídos. Bueno, salvo el viejo. Esa persona sí era capaz de hacerme sacar de quicio. Una vez se metió dentro de mi habitación. Se quedó como media hora mirándome mientas me hacía el dormido. Viejo pervertido. Y yo que vaya a saber por qué carajo le otorgué la confianza de meterse en mi casa. Cosas que uno nunca va a poder explicar.
El viejo era un raro espécimen. Feo, mejor dicho, feo como un culo salido de una revuelta de la segunda guerra mundial. Así de feo. Quizás el detalle más atroz era esa cuenca vacía. Ahí debía haber un ojo. Al menos eso es lo que se espera de una persona normal. Bueno, no importa, este relato no trata de cosas normales. Cuando los ruidos de las percusiones empezó a volver puta a la gente yo seguí con mi vida normal de hombre medio asalariado. Cada tanto aproveché las circunstancias para robar algún que otro banco. Nada raro, ya saben, si se imaginan a toda una ciudad bailando como monos rabiosos el baile del oído descompuesto. El viejo fue el primero que me vino con las buenas nuevas. ¿Es que estás sordo? ¿No lo sentís? El bombo del infierno, el redoblante de Lucifer, el hi hat de Belzebú y cosas así por el estilo.
No, era mi respuesta, no lo escucho y mi oído aún funciona. Audiometría perfecta, menos diez en cada oído para ser precisos. Ese era mi prontuario acústico. Pero la cosa no quedó ahí. No, no. El viejo quería más. El viejo quería, no, mejor, necesitaba joderme la vida.
Y debo decir, su empresa fue un éxito. Día y noche me taladró los tímpanos con su cantaleta. El era mi tambor rechinante del mismísimo puto infierno. Y me ganó. Así, por cansancio. Traelos a todos, dije, metelos debajo de las tablas del piso, dije, así dejan de sentir el puto latido que lima sus cabezas.

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...