miércoles, 2 de noviembre de 2016

Día 899: Aspirante

Una escritura grandilocuente, eso trato. Pero me quedo en el intento. Son tanto como mucho. Nunca se me dieron bien las cuentas. Mis respiros me acercan a la muerte. Uno, dos, cada vez más próximo al gran vacío negro. No sé me da bien la expresión. Me gusta sabotear mis propias ideas. Soy un masoquista del pensamiento. Y sé dónde golpear.
Inerte es mi vida. Donde no crece el concepto ahí me llevo, este cadáver de imágenes poco originales. Soy el aventurero de lo esperable. Todos saben el truco de antemano. La mediocridad, mi mejor golpe. Soy certero en lo poco que puedo. Un viaje sin nafta. Allá, directo a la otra vida. A ese rincón de luz y sombra del que todos hablan y nadie conoce.
Me gusta jugar en lo eterno. Me puedo erigir como la estatua más sucia del universo. Sucia y fea, mas perpetua. Guardo la carta que nadie quiere y la juego como si fuese la mejor. Creo en algo que no es y me sale mejor de lo que estimo. No podré decir hasta acá llegue. No sé dónde está el camino.

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...