sábado, 19 de noviembre de 2016

Día 916: Fuente seca

¿Dónde quedaron los viejos tiempos? Recuerdo cuando la pedantería era la ley. Todos caíamos bien en el juego de las apariencias. Quizás hasta nos sentimos con ganas de matar, quién sabe, el adn es confuso. No interpretemos las señales correctas. Lanzemos una plegaria repleta de equivocaciones y dioses falsos, total el precio se paga y se vende.
No vale saltar el precipicio con piedras en el bolsillo. La muerte aguarda y es más corta de lo que imaginamos, contrario a las eternidades de la vida. Estiramos cada momento hasta el hartazgo y el sueño nos arrebata de nosotros mismos. Nos extirpamos al futuro cáncer, un virus prodigioso o tal vez expulsar el esqueleto del cuerpo. Contar hacia atrás es inútil.
El chiste no puede doblar la esquina. Se queda acá, con nuestras palabras. Festejamos el ritual estático de la letra y la magia negra. Despabilar las conexiones, eso es. No pidan más del cadáver. No da más.

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...