lunes, 21 de noviembre de 2016

Día 918: History channel

El último pedazo de cohete se desprendió un poco antes de lo previsto. Un error de cálculos, dijo uno de los operadores. Pero acá en la NASA no tenemos esos fallos, dijo otro. Un arma apuntando a la entrepierna fue la respuesta. El sabotaje se llevó a cabo con la más absoluta previsión. Sin retrasos. El trayecto de la porquería espacial también era exacto. Un planeta, aún desconocido por el Kepler, aguardaba, a unos cincuenta años luz de distancia. Base de operaciones, así le decían algunas personas que se hacían llamar humanos.
Por cierto, nunca lo fueron, a pesar de que el disfraz no dejaba lugar a dudas. Se hacían pasar por extranjeros, para disimular el factor exótico. De acuerdo a una estadística no oficial, el 95 % de la alienígenas residentes en la Tierra trabajaban en la NASA. Ninguno a la fecha fue descubierto. Y todos pertenecen a este planeta Base de operaciones.
Allá fueron a parar los desperdicios del cohete. Más bien datos estratégicos. Mapas de defensa y ataque. Logística terrestre interceptada, triangulaciones varias. Una guerra silente en curso que nadie se percató. No al menos hasta el día de la invasión, cuando toda la humanidad fue tomada por sorpresa. Desde ese día más de una boca pronunció ese lugar recóndito de la galaxia, llamado Base de operaciones.

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...