jueves, 1 de diciembre de 2016

Día 928: Arena de reloj

TtInmenso océano. Destacado. Omnipresente. La medida de todas las cosas. Moja la sal, contiene el aliento. Ser el fragmento de muchos pedazos. Nadie quiere ser parte. Es el juego nocivo, un arbitrio. Sin efectos colaterales. Qué mejor esperanza que no tenerla, en absoluto. No es nacer, no siquiera existir. Es el fenómeno del tránsito, irrelegado.
Modular la inconstancia, de a poco volvemos al camino viejo. Repetido. De lo inalterable y otras yerbas. No poder ver al pueblo maldito con los mismos ojos. Ojos de muerte. Creemos reconocer la verdad a punto de quedar extintos. La tortura. Los lamentos. Y más de lo mismo. Un rejunte de cerebros achatados. La ignorancia del poder. Los muchos abrazos no reconocidos.
¿Quién puede declararse culpable? No existe el juicio. Los buenos valores caen, la carne, la nafta, el precio y todo lo demás. Pecar de inercias, saben de la nada, profetas del aire. El júbilo de la palabra pronto a desvanecerse. Confiar o no en el brazo. El costado de lo más siniestro, pero costado. Dejar que el cuchillo opere. La magia de la desfiguración. Asesinemos el tiempo. Una vez más.

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...