martes, 20 de diciembre de 2016

Día 947: Anuncio

Prefiero marcar líneas. Dibujarla un poco. En mi juego están todas las excusas. Voy a retrasar al universo. Que la demora sea el modo de vida. Que actúe por contagio. A mi me puede la lástima. La autocompasión. Así podemos repetirnos hasta el hartazgo de la nada misma. Un hálito irrecuperable. Un brillo caótico, amanecer de huesos.
La codicia de mi muerte. El abanico definitivo. Haremos de cuenta que no pasó nada. El juego del amo y el señor, donde nadie es el esclavo. Nos limpiaremos el tizne de la nariz y juzgaremos a las cosas por su nombre. Respirar la falta. De nuestros sueños alimentados de metano y cromo. Suficiente es dormir sin descansar.
Mi resucitar belicoso se erige sobre el nuevo Campo Santo. Es dueño del cese de la vida. Rey del polvo. Diligente. Mis anhelo. La gloria del mundo aparte. Ese espacio de irreconciliable belleza y horror. El mundo aparte, la transición, el portal. De todas nuestras intenciones. Del lamentable paso atrás que deja al descubierto el velo. Allá vamos.

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...