domingo, 25 de diciembre de 2016

Día 952: Nulidad

Un esperpento salido de lo más profundo de la úlcera. No esperes lástima, querido tiempo. Las cosas se van y no tardan en irse. Con ese jugo mal azucarado vas a salir a la vida a pedir limosna. Después van a desear la gloria. Así funciona el mecanismo. Podemos arrojar toda la madera a la pira, que el cuerpo permanece intacto. Una mancha maldita en la pared. El síntoma de la culpa. El abismo de todas las mierdas juntas. 
Coleccionamos odio para usarlo en un mejor momento. Testigos del instante. Esa cabeza quebrada del uso. No se vende. No se regala. Se tira a la basura y se busca una nueva. Un portal para nuestras emociones, que quede bien pequeño total no son muchas.
Almacenemos consecuencias. La reunión de las avispas convergen en un deseo de sangre. De la totalidad de la carne deshecha. Estoy confundido, corto de realidad. Con la palabra a medio tomar. Ahogado, acaudalado en el momento. Haré guardia de mis espinas. El sol nunca amanecerá en el mismo sitio. 

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...