lunes, 2 de enero de 2017

Día 959: Sin pista

Creeme. Lo digo sin razones. Para que hagas el salto al vacío y no preguntes. La vida está mucho más allá de nuestras pretensiones. No pretendas menoscabar el orden de la existencia. El lineamiento de millones de paralelos en una ruta perpendicular. Vas a sufrir. Con la sangre de la madre, el fruto del padre y el desorden entre medio. Así montaremos nuestro paraíso coyuntural.
Te gusta la ceguera. No es para todos. Hay que merecer el castigo, que el premio se vuelva negro en el labio. Preguntas imposibles. Si los canguros invadieran Australia. Si el agua no mojara tanto. Nuestro pequeño juego sin reglamento. Nos arrastramos por un tiempo afuera.
El truco del condicionamiento. Somos demasiados salvajes para entender la perfección. Nos gusta mucho el barro como para entretenerse con las nubes. Agarrarse con fuerza a su pedazo de realidad. No provoquen al Can Cerbero. Viviré en alerta permanente. Eso me gusta. O al menos creo.

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...