sábado, 14 de enero de 2017

Día 970: Atraso

Aleluya para unos, maldición para otros. No me pregunten cómo funciona. Van a oír cada palabra que les diga. Un mínimo de atención, eso pido. Después no vuelvan,  váyanse, con la marea, o como sea. No quiero ser el misterio de otro. Fue un olvido temporáreo, no me culpen. Vengan de a uno. No debo ser el hombre perfecto. Nunca lo seré. Vayan a contar sus historias interesantes al vecino de al lado.
No tengo que prestar el hombro a los parásitos de la mala fortuna. Van a caer en fila, la humanidad y sus historias. No crean en todo lo que les digan. Una parte es mentira, la otra no tanto. Tantas balas no van a ser desperdiciadas. Es la medida del fuego. Un poco de ignición al sistema. Demos la bienvenida al refugiado. Abracemos al desesperanzado. Este es el punto.
No queremos el silicio. A la mierda los templos. Abajo el océano de las convenciones. Y con ello su espíritu. No van a dejarnos caer. Es el ejercicio del por las dudas. Capaz que tocamos el fondo. Capaz que la muerte se viste de duda. No tengo la capacidad de preguntar, menos de responder. Esto no es una guerra. Tampoco un simulacro. Decimos con palabras las cosas. No pregunten. Mejor no.

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...