domingo, 15 de enero de 2017

Día 971: Tal vez

Busqué tantas palabras como pude de este espíritu constreñido. No es fácil.No es que pueda parecer un truco barato de escapismo. No es fácil equivocarse, pisar el palito con la insistencia del experto. Dedicación al fracaso, algo así se necesita. Después tiene que volver a mi. Nada debe estar por fuera de lo que soy. Tendré que vivir confinado en cuatro paredes con toda la sensación de la claustrofobia adentro. Pero tampoco será el detalle distintivo.
La sangre, la desesperación, abrirán un surco en el cemento. Mi daño se extenderá. Es un virus remozado, que no funciona como debería. El martillo de los dioses caerá una y otra vez sobre mi cuerpo apisonado. Seré tan necesario a mi mundo como yo lo desee. No me dejaré escapar tan lejos. Puedo ser un guardián inquebrantable. Tal vez dejarme morir, si así quisiera. Lo mío es el afán del trabajo bien hecho, aunque sea a medias.
Y quizás guardarme algunos secretos. Traficar la carta de la victoria. El juego que me salve en la situación predilecta de mi impulso sádico. No es que no quiera jugar. Estoy demasiado grande para sentarme. No voy a ser más el chico que perdió la plata para el mandado. Seré la plata, o el mandado. O todo lo demás. Y eso tal vez importe.

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...