lunes, 27 de febrero de 2017

Día 1014: Fuera del radar

No sé en qué mundo andaremos. Nos forzamos a inventar el recuerdo de nuestro amor, un eco partido en un océano de voces. Desde entonces vago sin decir palabra. Me consumí en el silencio, rápido y evidente, esta tormenta de nudos que invitan a mi garganta a llenar el buche. Valoré las noches como otros tantos. Creí que iba a ser capaz de esconderme y me encontraste, así pobre de alma y corto de cobre. Nos observamos como señores ingleses.
Desde otro costado de la historia un hombre nos cuenta a nosotros mismos lo que hacemos en reverberadas ondas de sonido. Consumí hasta las líneas pequeñas del contrato porque soy un adicto a lo que venga. Adicción, adición, nafta premium a mis sentidos. La carrera del meteoro, encrucijada hacia la muerte, no me fallen, ya vivo de la derrota.
Un último altercado puede ganarme la manga. No brillen demasiado, estrellas sobre mí. No quiero encandilar al faro. Desde el rincón más obsoleto de la galaxia me posiciono, una mancha de polvo abandonada, acá, este punto. No me contradigan, que pierdo rápido y me voy bajo.

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...