sábado, 4 de febrero de 2017

Día 991: Uno de tantos

Me confundo todo. Da risa. Verás nacer el sol, aunque se a una vez más. Desde ese lugar arrancamos. Un punto negro. Otro violeta. Después el arco iris. No veré el amanecer, eso lo sé. La enfermedad y la alegría, eso es todo, amigos. No me vean depilado, hoy no. El fruto de lo que somos ha nacido. Desde entonces preguntamos por algo. No me pregunten como lo supe. El saber es poder. Poder es nada.
Desde ese rincón oscuro me resurgí, como si la nada quisiera llamar. Un poco de eso que todos queremos, esa tentación inesperada. El toque de la puerta, corto pero insistente. Fuimos demasiado para este mundo. Un nocivo punto rojo. Un retorno a la patria en fotos de blanco y negro. Desde entonces nos parecemos.
Pudimos sentir la peste arrastrarse. Tal vez evitarla, que sea necesario no morir. Que la fantasía por una vez gane. Pero la noche congela los sentidos. Y los puntos se conectan. Una vez más.

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...