miércoles, 8 de febrero de 2017

Día 995: Las cosas que conozco

Conozco una litera donde suelo pedir perdón. Conozco un vaso de vidrio, mordido por las huellas, que se llena a medida que el vacío aumenta. También conozco la sensación del ser querido, de abandonarme al riesgo de la sombra. Conozco pocas cosas, lo sé, una puerta tapiada a mi medida, una letrina con olor a campo, tal vez la inocencia de un amor no correspondido de la infancia. Conozco eso que todos llevamos adentro y no sabemos como llamarlo. Conozco el espíritu del tiempo que acciona las manecillas de nuestros cuerpos. Conozco la acción que moviliza el dedo, razón que delega lo viejo al tercer plano. Conozco mi teléfono, su soledad, la lista de contactos, delivery de comida. Conozco el fantasma de lo ajeno, el deseo que opera en el detalle. Conozco que no supimos esperar una mejor oportunidad. Conozco poco, mi alma sufrió el golpe, pero no fue para tanto, soy un exagerado. Conozco sentirse desnudo sin siquiera sacarme la ropa. Conozco la sensación de estar chiquito en un universo grande. Conozco el dedo acusador, que tamborilea sobre mi cerebro, mientras toca lugares conocidos. Conozco el área de Broca y sé cómo perderla, cómo abandonarme a la falta de cultura. Conozco lo que decimos en tantas ocasiones, perdón, lo siento, otra vez será. Conozco el llanto. Y nada más.

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...