domingo, 5 de marzo de 2017

Día 1020: Aceite en falta

Tengo el manual de instrucciones perdido. Pueden apretar este botón y ver que pasa. No les aseguro nada. Entiendo esas mierdas del movimiento perpetuo. No lo creo. Soy un hombre de ciencia, esa es mi fe. Me gustaría adelantarme a misa intenciones, ser mi propia máquina del tiempo. Me rindo al futuro con facilidad. Así me van a hacer confesar un crimen. Uno de 1998. Uno que no cometí. Ese, el perfecto, el crimen en el que somos inocentes.
Tomé cada copa con gusto, saboreé la enfermedad en mi paladar. A veces me gusta el veneno y otras cosas. Todo en exceso. Me gusta el sabor de la miel corrompida. Con esos pequeños ademanes no me van a comprar. No van a impedir que trafique mi esencia. Que la retransmita en el mercado pirata. Soy eso que tantos quieren. Eso que nadie se atreve a nombrar. Parte de la cadena. Deseos prohibidos.  No pidan otra solución. Acá no está la respuesta.

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...