viernes, 17 de marzo de 2017

Día 1032: Sushi podrido

La noche nos hace partícipe del crimen. No volteen la cabeza, no miren al muerto. En la escena estamos todos implicados. Desde luego, compartimos la cadena, la del inodoro, para que la mierda desaparezca de la vista. No cuenten con un buen trabajo de plomería. El sorete volará por la habitación, contra lo previsto. Hará su baile coprófago contra nuestra existencia. El mundo es así.
Alteremos el orden, y el factor, y los productos. Que la noche no se hizo para dormir. Que la vida no se hizo para vivir. Las putas gangosas no se hicieron para lamer penes tartamudos. Palabras y más palabras. Unas puestas al lado del otra. Ideas sin ideas. Renacuajos que destrozan úteros. Un baile cósmico con malos pasos. Nosotros, los perdidos, los impuros, los nefastos.
Se van a atrever, se van a atrever si se los permito. O no, quizás seamos los cagones, los poco hombre, los que se escapan. No sé, no puedo saber, no necesito saber. Quiero tener control aunque sea que no existe, aunque mi muerte no pueda ser vengada por un power ranger. Tuve que alterar la paz y llamarme al diálogo interno. Nadie va a atender el teléfono, se va a morir sonando, sonando, sonando. Que alguien lo atienda.

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...