domingo, 19 de marzo de 2017

Día 1034: Al costado

No existe ese tipo de hambre, la borraron del diccionario. Exterminaron el beneficio de la palabra. No lo digan más, la mancha blanca, desaparecido. La causa proscribe nunca. Somos los dioses del culto al silencio. Una cebolla de verdeo pelada sobre el codo de la circunstancia. Un punto equidistante en comparación al universo que dejamos atrás. Vean y sientan con los ojos de un niño a punto de morir.
Tendrían que pagarme un abogado para dejarme en libertad y otro para que me encierren. Los extremos me pertenecen, los demás también. Abriguen sus esperanzas con un hisopo. No van a callar al silencio. Porque somos expertos en eso, es lo que vendemos. Con la omertá debajo del brazo nada puede fallar.
Deberíamos ser lo que deberíamos. Defectos en el carácter, debilidades. Nos queremos odiar con la palabra que nunca debe ser mencionada. Que el corazón roto busca la experiencia. Que allá lejos el destierro suena de mejor modo. Que todo los hombres del mundo van a ser uno solo, al costado, en lamento y furia, alegría y desencanto.

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...