miércoles, 29 de marzo de 2017

Día 1043: Consumo mental

No me aturdo con el peso de la verdad. Mis recuerdos de aquella noche con sol. El paralelo 48, donde se hunden los barcos. No sé como podré saber esas cosas. Vienen a mí, en sueños, memorias y olvidos. Vienen a mí, y no sabrán qué esperar. Allá arriba respiran por la rendija, donde el aire queda corto. El silencio es merecido y alabado.
En ese estado de confusión, delirio, poco arbitrio, nos sumergimos. Hacia el reborde de una clase de locura pasajera y bienhechora. El milagroso desparpajo de la inocencia que una vez perdida no vuelve a ser encontrada. Es por el contagio, la alergia de las fotos en color sepia y los ladrones de espejos. 
Pueden jurar mentiras y verdades. Pueden tocar con el cielo muchas esquinas. No coincidimos, otros tiempos. Dejen afuera lo que va a venir adentro. Algo irá a venir, aunque no guste. 

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...