viernes, 31 de marzo de 2017

Día 1045: Definitivo o no tanto

El aire nocivo no toca nuestros pulmones. Respiramos con el cuello para escupir con el labio el gesto roto de los paisajes que fueron y ya nunca serán. Desde entonces la muerte ya no parece tanta cosa. Es un paso, una estación de paso. Muchos mundos aguardan. Conexiones. Ramas. El punto de la salida hacia donde van algunos y otros quedan en camino.
El botón de expulsión. A lo lejos, de cerca, o en el medio. Quizás todos nos parecemos un poco cuando respiramos. No vamos a resistir el aluvión. En un silencio lo pagamos todos. Valimos el precio de la cosa. Para ser uno mismo en la tormenta.
Acometer con el espíritu para ser algo más de lo que se espera de nosotros. Algo más y no un esperpento. Algo con vida. Con el diseño necesario para sumergirse en lo profundo del asunto. Allá abajo, donde las caras se ven. Allá, donde algo importa.

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...