domingo, 9 de abril de 2017

Día 1054: Otra burbuja

Firme sin escrúpulos. Condene a la población. No va a escuchar sus gritos. La culpa no es nada. De verdad, crealo. Es un alivio a la conciencia. Sepa, usted es perfecto. No hace nada mal. La vida entera le sonríe. Los ecos, quizás lejanos, de un acorde disonante no son más que fantasía. Nadie lo va a correr del sillón. Está cómodo. Si por las dudas se le da por observar al de al lado no se preocupe. Son sacrificios mínimos. Imperceptibles. Las cantidades no importan. Uno, ocho mil, treinta mil, lo mismo da.
Coraje, no lo necesita. No va a enfrentar a las masas, usted es un curioso caso, una moda pasajera. Va a ser un instante en la vida de muchos, que tal vez preferirán despedirse de sus seres queridos antes que la inundación les tape las rodillas. Es un momento, sonría a la cámara. El mundo es feliz. O así quiere parecer.
El dinero puede comprar el anonimato. También la falta de culpa. Alivio. Un juego nuevo. Blanco. Que resiste los gritos del afuera. Niños muertos. Hambre. Desidia. Juego porfiado. Taimado. Hay que ir. No queda otra.

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...