martes, 11 de abril de 2017

Día 1056: Mafia rusa

Cuidado con el efecto rebote. Todo vuelve. El elefante alimenta con paciencia a su cría antes de ser devorado por la existencia. No hay cabos sueltos. Todo perfecto. Sin fisuras. En menoscabo de la especie. Para quien pueda jactarse. No vemos con ojos ajenos a quien nos traiciona.
Sobramos en el recuento. Cuando hay que aligerar el equipaje y nadie levanta vuelo. Así. Atrapados. Un entre medio de posibilidades. Los muchos y los pocos, apertura de fuego a discreción. No debe parecer un salto. Es la progresión natural de la hechos. Es la portada en primera plana. Un acto criminal. Noticias del más allá.
No estamos gran comprometidos con el ser humano. A veces los genes nos juegan en lo más bajo. Sin que nadie celebre, un funeral postergado. Hay manos en la obras y un pozo a medio cavar. Hay un minuto en la paz y otros momentos, tal vez de más, o justo de lo que quede, en que nada seremos. O uno. O es.

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...